5.4.06

La vida es hoy



Salí a la superficie y presencié el big bang. La antimateria de los agujeros negros no me desintegró y pasó el tiempo y pasó hasta que todo volvió a empezar. Los monos descubrieron el fuego, pero sin la música de Richard Strauss. Los dinosaurios desaparecen, sin Spielberg rodándoles. Napoleón vuelve a dárselas de conquistador, y no precisamente con su Josefina. La Bastilla es asaltada, eso sí, sin actores guapos. Hitler escribe un libro desde la cárcel que matará a millones de personas. Se suceden personajes que deciden asesinar a otros. El efecto 2000 no se da, ni se cae ningún satélite, ni hay tercera guerra mundial. Mi padre nace, mi madre nace, se conocen, nazco, y soy otra. Me veo y no me conozco. No me he mudado, no he conocido a unos y sí a otros que no conozco. Me quejo de otras cosas. Tengo cosas que siempre he deseado y me faltan las únicas que he tenido. Simplemente, el universo se expande, la antimateria se expande, las estrellas se apagan, el universo se contrae, se contrae, y un nuevo big bang. Mismas reacciones, mismas consecuencias físico-químicas. Distintas personas. Los fenómenos inorgánicos se pueden reproducir en las mismas condiciones y dar lugar a los mismos efectos. Los seres no. Y menos los humanos. Dicen que se ha intentado clonar a Hitler, y reproducir su ambiente de crianza, todo exacto. Y no le dió por escribir un libro, ni matar a gente. Todo porque en un momento de ese ciclo, ambas historias empezarían a diverger. ¿Y todo porqué?. Por una decisión inadecuada. Quizá ir por la calle de la izquierda en vez de por la derecha. Quién sabe. Quién sabe, en esta vida tan rutinaria y ya, tan manida, qué pasaría si tocásemos un botón distinto. Cómo seríamos en una nueva réplica del ciclo. Quizá hasta más altos. O felices...¿O eso será siempre igual?.
Sea como sea, la vida es hoy, lo anterior fue un modo, bueno o malo, de llegar hasta aquí...

5 comentarios:

Rodolfo N dijo...

Que tema!.Mas alla del trascendente mensaje que transmitis.Mas allá del imprevisible devenir de los sucesos,no cabe duda que la vida es hoy.
Pero nuestros ojos jamas ven el hoy, ellos viven del pasado, solo ven pasado.
El firmamento que miramos no es el "hoy" es el ayer". Nuestras imágenes para el otro siempre son ayer, jamás coincidirán con el hoy.
La vida es hoy, pero sólo podemos observar el ayer.En fin, eso creo. Besos

Antonio Rioseco dijo...

Te dejo un poema de Jorge Teillier, creo que él tiene que decir algo al respecto...


BLUE

Veré nuevos rostros
Veré nuevos días
Seré olvidado
Tendré recuerdos
Veré salir el sol cuando sale el sol
Veré caer la lluvia cuando llueve
Me pasearé sin asunto
De un lado a otro
Aburriré a medio mundo
Contando la misma historia
Me sentaré a escribir una carta
Que no me interesa enviar
O a mirar a los niños
En los parques de juego.

Siempre llegaré al mismo puente
A mirar el mismo río
Iré a ver películas tontas
Abriré los brazos para abrazar el vacío
Tomaré vino sí me ofrecen vino
Tomaré agua si me ofrecen agua
Y me engañaré diciendo:
"Vendrán nuevos rostros
Vendrán nuevos días".

Joselu dijo...

Mi vida cambió de rumbo totalmente por un pequeño gesto inocente. Alguien me vio que la camisa me estaba grande y que los botones de los puños no estaban bien colocados con lo que continuamente tenía que subirme la manga. Alguien, repito, advirtió el pequeño gesto que para todo el mundo pasó inadvertido. Pensó que el problema tenía fácil solución y, ya ves, ya llevo dieciocho años con ella. ¿Qué te voy a contar más? No sé muy bien qué decirte excepto estar aquí en la distancia y en la intimidad de los bloguers colgados.

Griselle dijo...

Así es amiga, "La Vida es Hoy" ¿El pasado? referencia, ¿El futuro?, no sabemos, la vida es hoy.

besos y abrazo

http://arlenedosyalguncamino.blogspot.com/

http://mujerpoesia.blogspot.com/
http://sorpresasenmibaul.blogspot.com/

Bato dijo...

Siempre me ha atraído el asunto de los instantes, los momentos de la vida. Finalmente, todo cambia con uno de ellos, y mucho de lo que creemos y hacemos tiene que ver con cómo controlar los momentos. Por eso, esos instantes tambien somos nosotros, porque decididmos una u otra cosa, nosotros, no ellos. Así que yo creo que todo sería igual, aunque diferente...me recuerda a "Lola rennt", que toca un poco el asunto de los instantes