2.1.08

Frío, lluvia y viento
y yo sola en mi cuarto
preparada para irme a trabajar
sin querer
todavía esperando,
no sé qué.
Escéptica de todo
y con la espina de pescado
atravesada
de la esperanza.
Sé que todo tiene visos de empeorar
pero aguardo paciente a que mejore.
Me hablan tópicas frases
la vida es bella
lo tenemos todo...
y respondo con lazos
de insultos alrededor del cuello.
Pero cuando miro de frente la desesperación
me alegro de la mosca cojonera
del "nunca se sabe"
y se cruza en mis horas,
por un instante
una sonrisa inesperada
que borra la implacable
ansiedad del reloj.

5 comentarios:

Tajabone dijo...

DISCURSO EN EL DEPÓSITO DE OBJETOS PERDIDOS

Perdí algunas diosas en el camino de sur a norte,
y también muchos dioses en el camino de este a oeste.
Se me apagaron para siempre un par de estrellas, ábrete cielo.

Se me hundió en el mar una isla, otra.
Ni siquiera sé exactamente dónde dejé las garras,
quién trae mi piel, quién vive en mi concha.
Mis hermanos murieron cuando me arrastré a la orilla
y sólo algún huesito celebra en mí ese aniversario.
Salté de mi pellejo, perdí vértebras y piernas,
me alejé de mis sentidos muchísimas veces.

Desde hace mucho cerré mi tercer ojo ante todo esto,
me despedí de todo con la aleta, me encogí de ramas.
Se esfumó, se perdió, se dispersó a los cuatro vientos.
Yo misma me sorprendo de mí misma, de lo poco que quedó de mí:
un individuo aislado, del género humano por ahora,
que sólo perdió su paraguas ayer en el tranvía.

Wislowa Szymborska

ignatiusmismo dijo...

Cuando todo empeora luego sólo puede mejorar. Feliz entrada de año, Sim.

Rodolfo N dijo...

Que decir?
Ojalá sea el personaje.

Joselu dijo...

Compartimos íntimas desesperanzas e inesperadas alegrías.

simalme dijo...

Tajabone, todos estamos aislados.
Ignatius, gracias, lo mismo digo.
Rodolfo, somos muchos personajes, también estos.
Joselu, compartimos, sí.