22.5.10

OSCAR HAHN Y LA MEMORIA DE LOS ESPEJOS




Televidente


Aquí estoy otra vez de vuelta
en mi cuarto de Iowa City

Tomo a sorbos mi plato de sopa Campbell
frente al televisor apagado

La pantalla refleja la imagen
de la cuchara entrando en mi boca

Y soy el aviso comercial de mi mismo
que anuncia nada a nadie.



El Doliente


Pasarán estos días como pasan

todos los días malos de la vida

Amainarán los vientos que te arrasan
Se estancará la sangre de tu herida


El alma errante volverá a su nido

Lo que ayer se perdió será encontrado

El sol será sin mancha concebido

y saldrá nuevamente en tu costado


Y dirás frente al mar: ¿Cómo he podido

anegado sin brújula y perdido

llegar a puerto con las velas rotas?


Y una voz te dirá: ¿Que no lo sabes?

El mismo viento que rompió tus naves
es el que hace volar a las gaviotas.

2 comentarios:

karcomen dijo...

la noche se volvio magica oyendo la lectura de sus poemas.

s2

Rodolfo N dijo...

Realmente bonitos...

Buena semana,amiga