29.12.06

Herzog

A Dios: Cuánto ha luchado mi mente para encontrar algún sentido coherente. No lo he conseguido. Pero he querido hacer tu incógnita voluntad, tomándola y tomándote a ti, sin símbolos. Todo lo que tiene un intenso significado. Sobre todo si yo quedo fuera.

A su madre: La vida que me diste ha sido muy rara, y quizá la muerte que he de heredar ha de ser más curiosa. A veces he deseado que me llegue pronto. Sí, la he esperado con ansia. Pero sigo del mismo lado de la eternidad que siempre. Del lado de acá. Y más vale así, pues todavía me quedan algunas cosas que hacer. Desde luego, han desaparecido algunos de los objetivos que tenía yo en la vida, pero tengo otros. La vida en este mundo no puede ser tan solo una película. Y en mí hay terribles fuerzas, incluidas la capacidad de admiración o de elogiar, energías, incluida la de amar, que me han sido muy perjudiciales, y que han hecho de mí un idiota porque no he sabido dominarlas. Tengo que librarme de ciertos tormentos persistentes. Así, he de librarme de la hiperactividad de esta cara mía. Lo primero que debo hacer es ponerla al sol.

A sí mismo: Por qué ser un tipo tan emotivo... Pero lo soy. Sí, lo soy, y a los perros viejos no se les puede enseñar. ¿Para qué luchar contra ello, si soy así irremediablemente?. Es mi inestabilidad la que me sirve de estabilizadora. No la organización, ni el valor, como les pasa a los demás. Comprendo que es penoso ser así, pero así soy y no hay remedio. Situándome en estos términos, incluso yo, puedo captar ciertas cosas. Quizá sea la única manera de comprenderlas. He de tocar el instrumento que me ha caído en suerte.

Al amor: Sé muy bien que esta extraña organización ha de morir. Y por dentro, algo, algo, sí, la felicidad. "Me conmueves". No hay elección. Algo produce la intensidad, un sentimiento sagrado, lo mismo que los naranjos dan naranjas, o los pájaros dan calor. Unos corazones engendran más amor y otros menos, seguramente. Pero, ¿significa esto algo?. ¿Es una idiota alegría lo que hace a este animal, el más peculiar de todos los animales, exclamar algo?. Y ¿es posible que esté convencido de que esta reacción es una prueba y un signo de eternidad?. "Me conmueves". Pero, ¿qué quieres, Herzog?. En fín, así es, no una cosa solitaria. Estoy bastante satisfecho de existir, después de todo. De ser como está mandado y por todo el tiempo que pueda permanecer en esta vida.

Saul Bellow

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No sabes lo sugerente que puede llegar a ser tu aparente desorden de ideas, de hilos sueltos que van trenzándose y van componiendo un retrato vivo y lleno de una profunda sensibilidad, tamizada por el dolor de existir como le pasaba a Andrés Hurtado, como nos pasa a muchos aunque no nos atrevemos a escribirlo. Pero eso sí, pese a sus claroscuros estamos con la vida todo el tiempo que esta nos depare.

olvidare el ayer... dijo...

feliz año nuevo mi querida amiga;te deseo un rio de amor,paz y felicidad del fondo de mi corazon.
un beso y un abrazo de oso.

Pablo, el inquieto pero él chico tierno dijo...

hola como estas tú y tus padres, que pases un hermoso Año Nuevo y se te cumplas los deseos que te hayas propuestos para el otro año, que se apróxima.
Has visto mi web o se la has mostrado a tus amigos del extranjero
Saludos, se depide tú amigo Javier la Serena, Chile.
Espero la respuesta

Rodolfo N dijo...

Querida amiga:
La vida es un ejercicio diario de valor, prudencia, paciencia, esperando los momentos maravillosos que siempre en algún momento nos depara.
Vivir es esperar ser feliz, creo
Abrazos para este nuevo año