9.3.07

Cabreada

Mi jefa tiene cuatro meses de experiencia más que yo. Y cuatro años menos que mi otra compañera. Pero se tira al jefe. Supuestamente nadie lo sabe. Pero ayer ya me tocaban los huevos, dándoselas de desconocidos, formales, relaciónexclusivamenteprofesional y bla,bla. Así que me salió del alma decirle: cuando acabemos la reunión me la llevo de ligues. A lo que, más corto que perezoso me responde: Que os aproveche, con una cara como si le hubiesen pegado una patada en el estómago y se revolviese contra el culpable.

Desde aqui hago un llamamiento y advertencia. Querido jefe, si no te gustan mis comentarios noestrictamenteprofesionales ya puedes darme siquiera de alta en la seguridad social.

P.D: Por si alguien se lo pregunta, mi jefa es más fea que Picio, y tiene menos gracia que pegarle a un padre. He dicho.

9 comentarios:

Jonás dijo...

Te ha salido tu lado justiciero con una buena dosis de ira. Bien está.

fmop dijo...

¿Tan mal está el trabajo? Te recomiendo, si no lo has leído el relato de Borges titulado 'Emma Zunz'. No resolverá la situación laboral, pero calma.

Symposion dijo...

Vamos, que le tienes ganas a los dos capullitos... y llega la primavera, que no es la prima donna ni la prima-cia.

Manda cojones que tu petición a ese jefe hijoputa y re-escocido es que te dé de alta en la(s) SS.

¿Conoces el evacuol?
Es barato, y si pasas el día con el, es divertido verle entrar en el WC cada 5 minutos agarrandose las entrañas y las extrañas.

Evacuol, y un cafe con leche.
Todo amor envasado.

Dale duro...... :)

Rodolfo N dijo...

Jaja, catársis que le dicen...

Máximo dijo...

Llevatela de ligues en serio.

pcbcarp dijo...

¿Qué pienso? Probablemente la individua en cuestión posea una técnica depurada... Tiene todos los síntomas.

YoRcH dijo...

haha menos gracia que pegarle a un padre....que buena catarsis has ehcho esta vez....silvia muchos slaudos desde este lado del oceano

YoRcH dijo...

apoyo la solucion LAXANTE propuesta por symposion

Symposion dijo...

Yo sigo pendiente de que Silvia cuente cómo han sido los viajes de su jefe, o también de su jefa (por qué no?) al WC haciendo un nudo en su mano con la camisa (si es larga) o sacándose el cinturón con cierta prisa.

Y me la imagino, por me la imagino, si, pérfida la querida Silvia acercándose a la puerta del WC para preguntarle al que haya entrado si se encuentra bien... si quiere que le prepare una infusión para que le asiente el estomago... con sonrisa angelical.

¡Cuanta belleza hay en el mal bien hecho, cuando lleva una buena dosis de justicia poética!

La erótica de la mano que desliza el evacuol es la mano que controla el mundo...

Animo Silvia!!
;)