6.11.07

Ayer paseaba por el centro cuando vi la librería San Pablo. Normalmente paso de largo, incluso a paso ligero, pero esta vez, ya por curiosidad, ya porque me sobraba el tiempo, me paré enfrente del escaparate. "Conversaciones con Dios", "Mi camino de iluminación hacia el Opus Dei", las encíclicas de Benedicto XVI (Benito según los mayores de mi pueblo), calendario del 2008 de Jesucristo... Y la biografía de Aznar... En ese momento pasaban por ahi dos vascos, de unos cuarenta años y se quedan mirando la librería, embobados. Comentaron algo, pero con la cantidad de gente que había en ese momento sólo escuché: "lo peor no es que haya librerías así, lo peor es que venden".

5 comentarios:

Rodolfo N dijo...

Lo peor es la intolerancia, no?!
Y los vascos tiene fama de cabezas duras, por aquí.En fin formas de pensar...
Besos

Tommy_Baxter dijo...

pero bueno querida...
¡qué infortunio!!!!

Esperaremos a la próxima gira de la conciencia.
Aunque espero volver antes a sevilla!
Bss

La voz dijo...

tal vez lo mas importante de ese tipo de libros no sea el mensaje q transmitan, sino la intencion del lector.
lo importante de la fuente nunca ha sido el agua, sino la sed que mueve a beberla
sin la sed, el agua seria ...nada.

rubén dijo...

Bueno, no dramaticemos. En realidad lo terrible sería que esos libros los leyera alguien. Lo que es altamente improbable.

pcbcarp dijo...

Los leen, los leen... Y también los que venden en librerías llamadas "Shamaddi" y cosas así, sobre cómo alcanzar la iluminación en siete sencillas lecciones... Todo antes que desgastar las escasas neuronas que quedan.