17.11.06

¿El fin de las esperanzas?

A partir de ahora voy a escribir más. Lo voy a necesitar.
Es muy fácil ser optimista a los quince años. Estoy rodeada todos los días de personitas que creen que serán algo importante, que piensan que es obvio que serán felices, que te dicen con toda desfachatez que las desgracias les pasan a los demás, a ellos nunca. Y lo tienen tan claro como que el agua es agua. Para ellos el mundo será una especie de parque de atracciones en el que les queda mucho por disfrutar y el riesgo será para otros, ellos son inmunes a cualquier peligro, porque son ellos.
Es muy difícil tener esperanzas a partir de ciertas edades. Todo se tuerce, nada sale realmente como esperábamos, ni de cerca. Un día nos levantamos y nos damos cuenta de que ya estamos acostumbrados a no hacer nada para salir de la mediocridad, ya no nos sentimos mal por ver realitys o por perder el tiempo en distracciones inútiles. Ahora mismo cualquier distracción se agradece, cualquier amigo y cualquier sonrisa. Aprendemos que vivir es apreciar las cosas pequeñas, y que si queremos ser mínimamente felices no podemos pedir mucho. Pero estamos en una edad en la que todavía no sabemos cómo. Es el momento en el que sabemos que no vamos a conseguir lo que queremos, pero no podemos evitar seguir pidiéndolo.

4 comentarios:

maria del mar dijo...

Vas a escribir más!!!! Es una buena noticia.

Rodolfo N dijo...

Una muy buerna noticia: que escribas mas
En cuanto a las pequeñas cosas, a veces son enormes y no nos damos cuenta de lo mucho que nos ayudan.
No las comprendemos en su magnitud.A veces son adelantos, de lo que finalmente se nos darà conforme nuestros deseos.
Besos

Bato dijo...

que bueno que escribas mas, y que lo hagas como ahora. En mi mundo, eres un gran espacio para encontrar cosas no vacías.
que existas me ayuda a saber que existo.

pcbcarp dijo...

Yo todavía no sé qué quiero ser de mayor.