25.5.08

Confesión

En el escenario el mismo grupo de hace años. Entre los espectadores, los de siempre. Para todos era un concierto especial, pero para alguien mucho más. Canciones tan cantadas a solas, con tantas imágenes en mente.
Termina el concierto y el grupo sale con seis amigos. Van a una casa sin amueblar y con maletas por el suelo. Se sientan a cenar y hablan del retorno, nunca son las mismas sensaciones, pero en realidad es lo mismo. Cinco adolescentes le miran arrobadas, como si oyesen a Dios. Un cachorro de labrador salta y muerde y ladra mientras sus orejas suben y bajan sin parar. El cantante está frente a la dueña del perro. Poco a poco las conversaciones se van haciendo menos generales, y acaban hablando juntos. Se les ve felices. Quizá más que antes. Ella no creía que le hablase. Él no esperaba estar tan contento.
Al terminar la comida entra una mujer con una jarra de ponche. Se acerca a la mesa y cuando él alarga su copa para que se la llene, le echa la jarra por encima a ella. El cantante se levanta gritando y se lleva de alli a la mujer. Unos minutos después aparece y le dice al perro: "sácala todas las noches. Como antes." La sonríe, da media y vuelta y se va.

Fue a conciencia pura que perdí tu amor,
nada más que por salvarte.
Hoy me odiás, y yo feliz,
me arrincono pa' llorarte.
El recuerdo que tendrás de mi será horroroso,
me verás siempre golpeándote como un malvao,
y si supieras bien qué generoso fue
que pagase así tu gran amor.
¡Sol de mi vida! Fui un fracasao,
y en mi caída busqué el echarte a un lao,
porque te quise tanto, tanto,que en mi rogar,
para salvarte,sólo supe hacerme odiar.
Hoy después de un año atroz te vi pasar,
me mordí pa' no llamarte.
Ibas linda como un sol,
se paraban pa' mirarte.
Yo no sé si el que te quiere así se lo merece,
sólo sé que la misería cruel que te ofrecí
me justifica el verte hecha una reina,
pues vivirás mejor lejos de mi.
¡Sol de mi vida! Fui un fracasao,
y en mi caída busqué el echarte a un lao,
porque te quise tanto, tanto,
que en mi rogar, para salvarte,
sólo supe hacerme odiar.


3 comentarios:

Rodolfo N dijo...

Bueno, el recuerdo que tendrá, será horroroso...
Este tango escuchalo por Julio Sosa, o tomá el video, verás la diferencia con Calamaro.

FER dijo...

Gracias por el vídeo! Vaya fan calamarístico de pacotilla que soy, que no conocía este dúo con Bunbury.

El tango, genial.

aljorista dijo...

Ay si los perros nos hablaran... Por cierto, ya sabes que tenemos nuevo disco de Enrique a finales de año?? un beso!