10.5.08

Dignidad y Memoria

El miércoles pasado un amigo mío dio una conferencia sobre la oposición obrera y la represión en el franquismo. Se trató las distintas etapas de los grupos opositores al régimen, desde que empezó la guerra civil a los años 50. Cómo ex-carcelaron a presos políticos a partir de la condena a España de la ONU en 1946 y cómo volvieron a encerrar a muchos cuando se vió que el bloque aliado de la segunda guerra mundial no iba a mover un dedo para derrocar o debilitar eso que habían condenado. Al contrario, les convenía un freno al comunismo, que ahora era el enemigo a combatir. Cómo se "paseaba", como así llamaban, a lo que hacían a los contrarios al régimen golpista los primeros años de posguerra, los rapaban, los humillaban, mientras los llevaban por todo el pueblo para que la gente los viese, y crear "ejemplo". Estos ejemplos acababan en linchamientos, torturas y asesinatos públicos. Un tercio de las personas que fueron asesinadas y/o apresadas era por pertenecer a un sindicato.
Hace dos semanas se descubrió en La Puebla de Cazalla una fosa común de asesinados republicanos. Uno de los esqueletos que hallaron fue el del padre de una de las asistentes a la conferencia, con la que hablamos y que llevaba todo el rato a su nieto de la mano.
Fue todo esto hace mucho tiempo, pero no olvidemos, siguen saliendo a la luz muertos del pasado. Muertos que, antes del golpe de estado, tenían vida.http://dimemarchena.blogspot.com/

5 comentarios:

Rodolfo N dijo...

Que cosa la memoria... Indudablemente es necesaria para evitar que se cometan los mismos despropósitos, pero cuanto hiere el alma. Cuanto resentimiento genera y a veces venganza.
Hay hechos monstruosos que definitivamente hay que dejar para la historia, porque la historia refleja fielmente que nunca aprendemos y seguimos cometiendo genocidios y brutalidades, tal el caso de la realidad actual y el nuevo eje EEUU, Inglaterra, España y otros paises que participan.
Pienso que no hay que permitir que se sigan cometiendo atrocidades contra pueblos indefensos, mas que lamentar el pasado.
Creo...

FER dijo...

En mi tierra, Salamanca, quedan taaaantas fosas por abrir... Diríamos que en aquellas zonas que rápidamente se decantaron, la oposición fue demasiado silenciosa, a la fuerza.

Y hay quien todavía hoy quiere que se callen esos crímenes, diciendo que "se abrirían viejas heridas". Cuando quieren callarlo será por algo.

Joselu dijo...

Hay muchas heridas que siguen abiertas aunque el tiempo haya venido a servir de lenitivo. Hay muchas historias de gente decente que fue asesinada (en los dos bandos)y es necesario revisar esa parte oculta de la historia. Por una ley de Memoria histórica audaz y decidida.

Belle dijo...

Todos sabemos qué ocurre cuando una herida se cierra en falso...me asquea pero no me sorprende el que en una guerra ocurran las cosas que pasan en esa y en todas las guerras pero aquí y ahora ¿cómo puede alguien elegir la podredumbre a una herida que se cura al aire? y sin embargo lo hacen , en nombre de su propio interés , de su propia ceguera y de su propia soberbia . Gracias por abrir este camino a la memoria limpia.

rubén dijo...

Rodolfo, afortunadamente el "nuevo eje EEUU, Inglaterra y España" ya es viejo y pasó a mejor vida.
Un abrazo