26.7.08

Entrada Nº 200

GILGAMESH
A current under sea
Picked his bones in whispers. As he rose and fell
He passed the stages of his age and youth
Entering the whirlpool
(Eliot)

Recuerdas la última visita al mar
y dejas en claro
que todo ha sido ilusión:
las aves pescadoras,
niños que jugaban
a erigir imperios de arena errante

sus padres
(lo más parecido a la autoridad sobre estas playas)
bombardeándolos con advertencias
y amenazas
(los adultos no conocen límites
hasta que el océano de los quejidos
desborda sus miradas)
todo: el deseo reprimido
la brisa erosionada
(aquí tenue y vacilante)

–incluso el sol en su ardorosa altura–

todo es fruto de recuerdo y nostalgia


con qué agrado se te abriría
un remolino dónde ahogar
al desconsuelo


No hay fiebre más álgida
que saberse innecesario


Epítome del fracaso
sólo conservas un íntimo vacío:
desborda el pecho
se anida en la garganta
infecta las palabras



A dónde ir que no encuentre mi propia ausencia
en qué refugio exiliar a la memoria...


Quieres emigrar de la vida misma
pero ignoras cómo dar el salto
sin que extienda sus muros
el remordimiento



Oh, angustia
por qué no
arrastras mi respiro
usurpaste
como usurpaste

todo canto al mar



ENKIDU

"-Gilgamesh, ¿Porqué vagas de un lado para el otro?.
La vida que persigues no la encontrarás jamás.
-Después de haber caminado por la estepa como un vagabundo,
¿me espera sólo reposar en la Tierra
y dormir en ella por toda la eternidad?.
Mis ojos desean ver el Sol, saciarse de luz.
¡Que la sombra se aleje de la luz, tanto como pueda!.
¿Cuándo un muerto podría ver de nuevo el esplendor del Sol?".


Antes protectora
La luna
Qué digo
Nunca
Promesa de inciertos misterios.
Según pasan los años
cadáveres aburridos
Rutinas heladas
que desesperan
antes de congelar.
Dura en piedra
La almohada de mis noches.
No dejo de soñar
No quiero morir en vida
muerto al menos no se siente.
Tanta vida para tanto muerto.
Y el mar
Allí
A lo lejos
Para otros.
Recuerdo del eterno retorno
De la pérdida
Ahondas en tu memoria
Y nada, ¡ay!, que te sostenga,
corrientes de segundos
ligeros e inútiles
Como un río seco.
Y seca la edad.
Y algo con forma de cuerpo
Hace por respirar el tiempo que le queda
hasta eso le agota
pobre cuerpo agotado
Cuando mira miope el horizonte
Y hay nada
Uno es nada
Y la nada es más que uno.
Terminará por desconectar
La máquina escéptica
Que mantiene al vegetal
Con y sin vida
Para ir, por fin,
A la nada.

(Escrito a 4 manos. Gracias, Carlos)

6 comentarios:

carlosasecas dijo...

Gracias a ti, porque si no fuera por tu generosa (y creativa) atención, esto continuaría encerrado y sin esta maravillosa continuidad (ruda, cotidiana, ineludible...), que nos ha devuelto el sabor de lo perdido y otra vez recuperado. Gracias infinitas y, sin proponerlo, este intercambio ya nos retribuye el regalo de la sorpresa...
Abrazos anochecidos, gracias de nuez y... ¿seguimos?

Diego dijo...

Grato destino el de los dos héroes. Los dioses los quisieron rivales, pero ellos fueron amigos.
¿Acaso estas cuatro manos también han empezado luchando? Felicitaciones. Un abrazo.

aljorista dijo...

Qué bello, de verdad. Mientras lo leía me hacía sentir relajado. Infinitas palabras, un beso!!

Rodolfo N dijo...

Me encantó que las manos creadoras se multipliquen y exploten en letras.
Felicitaciones a ambos.

PD:
Hay un aviso de "Yoolink" que entorpece la lectura

aljorista dijo...

Ya, eso que llamas "yoolink" toca un poco las narices, pero si le das al botón de actualizar la página se quita y se ve bien el blog

Cangrejo Pistolero dijo...

Magnífico Gilgamesh!
Un saludo Cangrejero.