14.1.09

El hombre de mazapán

"Hablé con ella. Soy un liante. Corazón de mentira. Me abrí paso hasta sus manos. La tumbé a mi lado. La oía en mi oreja. Estoy asustada, tengo miedo. No me obligues a hacer nada, ¿vale? Pero creo que eres amable. Y yo soy un poco echada para adelante y despreocupada, pero me preocupa mucho lo que va a pasarme, de verdad. Pero al cabo de un tiempo llegas a odiar a todo el mundo y te amargas mucho por dentro, porque no tienes ropa ni dinero ni novios ricos pidiéndote salir a sitios elegantes, y aunque sabes que en realidad todo es falso, de algún modo se te mete dentro y te encuentras resentida por el hecho de que todo lo que tienes es un buen cerebro y eres más lista que ellos, y aun así te gustaría llevar pechos falsos porque los tienes planos, pero sientes que es una mentira tan horrible y a pesar de todo, ellos lo hacen y se salen con la suya, y entonces al final te enfrentas a la dura verdad de que todas se casarán y tú no, y que van a odiar sus matrimonios, pero aun así tendrán meriendas y cócteles mientras sus maridos se acuestan con otros hombres. Era una chica perdida. Y metí el dedo en su triste y prieto agujerito, sintiéndola perdida y llorando y vagando entre la lluvia y los árboles, un mundo demasiado grande y perdido, y su cabeza oscura era tan oscura y sus ojos cerrados"

J.P.Donleavy

1 comentario:

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Novela brutal. Me la estoy acabando y cada vez me gusta más y más.