4.11.08

Continuará

La calle estaba gris y húmeda. Un frío prematuro le había traido hasta su garganta unos bichitos muy graciosos que se la ponían blanca y hacían que tuviese voz de Darth Vader. Las nubes estaban tan bajas que casi se las podía tocar. Un vaho intermitente la rodeaba. "Para todo esto, de verdad, mejor no estar. Tanto esfuerzo, tanto ir contracorriente, para qué. Para qué. Todo es un teatro. Lo malo no es tan malo, y lo bueno es buenísimo. Todo mentira. Quiero esconderme bajo tierra, que no me vea nadie, como un no nacido, con todos los derechos, el de no nacer, no morir, no sufrir. No creo en cuentos tontos de que todo es para algo, merece la pena... Es mentira. Todo es mentira. Sólo queda aguantar la respiración, entrar en ciertas rutinas, como si fuesen el tren de la bruja, montarse en ello, aguantar los escobazos, hacer como que no te asusta el hombre lobo, y esperar llegar a la meta."

4 comentarios:

FER dijo...

No todo es mentira, pero casi...

Comparto tu visión, lamentablemente.

Alan dijo...

Cierto..debería haber un derecho a no nacer...lo ideal sería un razonable periodo de prueba...con derecho a devolución.
P.D
"Dios",como mínimo,era un aficionado...

Diego dijo...

Con todos los derechos de un no nacido... Cuentan que una vez capturaron a Sileno y le preguntaron qué era lo mejor para el hombre. Él, muerto de risa, respondió: "lo mejor para el hombre es no haber nacido, pero en caso de que ocurra, lo segundo mejor es morir cuanto antes". Un abrazo.

Joselu dijo...

Hay días en que mejor no levantarse.