15.10.05

El nacimiento de una pasión


Sucedió hace poco. Un arquitecto fue a tasar una casa en un pueblo pequeñito del campo. Le abrió la puerta una mujer de unos cincuenta años y ojillos afilados. Le ayudaba a coger el metro para medir las paredes y, mientras, le contaba su vida. Estaba toda la casa llena de fotos, tuvieron que apartar una mesita con unas treinta imágenes de sus hijos, familiares y...Felipe González. Vaya, parece que usted vota al PP, ¿no?. Uy, no mientas al diablo. Felipe en la moncloa, con sus hijos, con los hijos de ella...Mira, a mis hijos les dejo total libertad para todo, menos a la hora de votar. El que no vote al PSOE no entra en esta casa.
Resulta que su abuelo era alcalde del pueblo en la segunda república. La república. El único momento de la historia en el que las prostitutas estaban reguladas sanitariamente. Era un oficio legal. El único momento en el que se hacían congresos internacionales como de psiquiatría, psicología, medicina, que no se han vuelto a hacer en España. Llegó la guerra civil al pueblo, los nacionales arrestaron al alcalde y a 26 personas más, acusadas de "antipatriotas". Los colocaron en fila en las paredes del cementerio local y, uno por uno, los fusilaron. En casa de su nieta no se sabe de política, no son entendidos en la actualidad económica. Pero su abuelo fue fusilado por los fascistas. Y, claro, Felipe es un hombre muy atractivo.

8 comentarios:

martika dijo...

Y siguen, y siguen abiertas las heridas de hace tantos años...

simalme dijo...

Y parece que nos cuesta aprender de la historia. Me alegro de verte por aqui. Gracias.

Slv Vr dijo...

triste realidad de muchos españoles.
me resisto a entender que por simples ideas seamos capaces de llegar a tales extremos. tal vez me salga ahora la vena russeauniana.

vive ¡ dijo...

vive le france ¡

tipodeincógnito dijo...

En la universidad utilizábamos el término anacronismo para referirnos a teorías que erraban a la hora de presentar algo como propio de una época a la que no corresponde. Por cada fusilado republicano hubo uno nacional o fascista -lo sé, me consta, todos hemos tenido familia- El que olvida la historia está condenado a repetir los mismos errores, cierto, pero el que no los perdona está deseando que se repitan. El día en que empecemos a mirar hacia adelante, cambiarán las cosas. Viva España

Pablo A. dijo...

Qué fácil es ver la paja en el ojo ajeno... De vez en cuando, aún me estremezco cuando me madre nos cuenta la historia del cura amigo de mi abuelo al que mataron las milicias en plena calle, en Albacete y cómo ella (con la incosciencia de una niña) miraba todo encaramada a un carro...

Entiendo la pena por los familiares muertos hasta podría comprender el resentimiento. Lo que no entiendo es, que despúés de tantos años, algunos siguan estando tan ciegos como para pensar que hubo buenos y malos.

Un saludo.

Pablo.

simalme dijo...

A ver, parece que estos temas todavía levantan ampollas. Es una historia que me han contado, tal y como me la contaron. Me gustó por todo lo que no tiene que ver con la política, el personaje, las fotos de desconocidos, la relación con el pasado... No me gustaría que esto se convirtiese en un foro político o que mis relatos se tomasen como realidades u opiniones propias exclusivamente. Gracias por estar aqui a todos, un honor que algo mío se tome tan en serio. Gracias

Anónimo dijo...

10,000 sacerdotes, monjas y curas católicos fueron asesinados por las milicias republicanas en los años anteriores y durante la guerra civil. Mucho resentido...