14.9.05

Bestialidad en mi bemol mayor

-¿No me decíais que se apellidaba Bovera?.
- No, papá, le llamamos así por cosas como que chupa los caramelos en la caja y luego nos la ofrece. O nos llama por el apellido y a la pizarra le llama encerado. O también engañalosas porque su cojera es tipo baile de Georgie Dan (voy a la izquierda, no, mierda, se me ha olvidado algo a la derecha).
- Ya decía yo que no me contestaba...

- Sigue, sigue, ahí, noooo, un poco a la derecha, sí, sí, eso,eeeeeeeso, mmmmmmm, qué bien, qué bien, ay, ay,sí Juan, sí......errrrr, digo..... Jose, qué bien... Jose....Coff,coff.

-Creo que he madurado, lo he pasado mal y he cambiado, aunque no te lo creas.
- ¿Y porqué hacías lo que hacías?
- No sé, era un niñato egoísta. Pero he cambiado, de verdad.
- Me alegro. ¿Y con las mujeres qué?
- Estoy saliendo con una que me quiere mucho, he decidido no ser más infiel, en todo caso contigo.... Pienso mucho en ti, de hecho he compuesto una poesía, ¿quieres que te la lea?.
- Bueno
- Marisa, Montse, Celia, Silvia... Miro la luna y veo vuestras caras en la noche...
- Vale, me he hecho una idea....

- Mira, vengo para decirte que no quiero salir contigo. Me gusta otra. Lo siento, pero es así.
- Joder, que putada. No te conozco, ni me gustas, pero en fín, que guarrada...

7 comentarios:

tipodeincógnito dijo...

Espero no madurar nunca, Peter Pan de todo a cien.

simalme dijo...

Se puede crecer sin sentar cabeza, se puede aprender o estancarse. Se puede ser además de Peter Pan, inteligente.

tipodeincógnito dijo...

La cerveza es vuestra, el gusto, mío.

simalme dijo...

Sí, quiero. Yo una coronita, y mi doble personalidad una guiness. Zenkiu

Javier Munguía dijo...

Hola, Simalme. Ya ando de nuevo por aquí, comentando. Debo confesarte que esta historia no he conseguido entenderla, no he conseguido liar los diferentes fragmentos que la componen. En fin, seguiré recorriendo este tu blog. Abrazo.

simalme dijo...

No me extraña nada que no logres liar los diferentes fragmentos. Son notas de diferentes sinfonías, se podría decir. Trozos de distintas anécdotas sólo unidas por el absurdo, quizá.

Javier Munguía dijo...

He comprendido tu intención. Voy a leer tu nuevo relato, a ver qué tal. Saludos.