5.9.05

Concierto desconcierto

Y si la vida es un sueño, como dijo algún navegante atribulado, prefiero el trapecio para verlas venir en movimiento.Voy viviendo a mi manera. Si conviene, regadlo, pa´ que crezca la higuera. Pa´ que crezca y de sombra, pa´ que dé sombra y frutos y muchas primaveras. Ante una hoguera que alimento con muebles de algún desalojo indecente, me caliento junto al Correcaminos, Rompetechos y otros colegas. En fin, buena gente. Somos gente ficticia. Náufragos urbanos. Perdidos, renegados, inadaptados,olvidados. Gente ficticia, gente fetén si el mundo fuese de cartulina. Caballeros de bombín gastado.Calcetín a rombos. De guante roto. De bufanda mugrienta en las húmedas noches de marzo. Como el lindo gatito fracasamos invariablemente para diversión del personal que nos mira de reojo. Y como el Coyote, nunca llegamos a la hora, ni al lugar, ni en el momento preciso. Manolo García

1 comentario:

Cartier-Bresson dijo...

Y yo que estuve a punto de ir ...





... ahora con mas motivo. Una pena.