15.9.05

Último discurso de Allende. Para no olvidar.

(El primer 11-S. 11 de Septiembre de 1973)

"Seguramente, ésta será la última oportunidad en que pueda dirigirme a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las antenas de radio Magallanes. Mis palabras no tienen amargura sino decepción. Que sean ellas un castigo moral para quienes han traicionado su juramento: soldados de Chile, comandantes en jefe titulares, el almirante Merino, que se ha autodesignado comandante de la Armada, más el señor Mendoza, general rastrero que sólo ayer manifestara su fidelidad y lealtad al Gobierno, y que también se ha autodenominado Director general de carabineros. Ante estos hechos sólo me cabe decir a los trabajadores: ¡No voy a renunciar!
Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad al pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.
Trabajadores de mi patria: quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley, y así lo hizo. En este momento definitivo, el último en que yo pueda dirigirme a ustedes, quiero que aprovechen la lección: el capital foráneo, el imperialismo, unidos a la reacción crearon el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición, la que les enseñara el general Schneider y reafirmara el comandante Araya, víctimas del mismo sector social que hoy estará esperando con mano ajena, reconquistar el poder para seguir defendiendo sus granjerías y sus privilegios.
Me dirijo a ustedes, sobre todo a la modesta mujer de nuestra tierra, a la campesina que creyó en nosotros, a la madre que supo de nuestra preocupación por los niños. Me dirijo a los profesionales de la patria, a los profesionales patriotas que siguieron trabajando contra la sedición auspiciada por los colegios profesionales, colegios clasistas que defendieron también las ventajas de una sociedad capitalista.
Me dirijo a la juventud, a aquellos que cantaron y entregaron su alegría y su espíritu de lucha. Me dirijo al hombre de Chile, al obrero, al campesino, al intelectual, a aquellos que serán perseguidos, porque en nuestro país el fascismo ya estuvo hace muchas horas presente; en los atentados terroristas, volando los puentes, cortando las vías férreas, destruyendo lo oleoductos y los gaseoductos, frente al silencio de quienes tenían la obligación de proceder.
Estaban comprometidos. La historia los juzgará.
Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la patria.
El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.
Trabajadores de mi patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.
¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!
Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición."

6 comentarios:

Ricarda dijo...

Una maravilla encontrarme este discurso, jamás lo habia leido detenidamente, siempre lo habia escuchado. Lo leí casi de memoria. Y se me hincha el corazon al leerlo y ver que llegó tan lejos, a España, recojido y publicado...

¡Viva Chile, Viva el Pueblo, Vivan los trabajadores!.

simalme dijo...

Tuve la misma sensación cuando lo vi la primera vez. Sí llegó y llegará. Gracias por "hablarme" y bienvenida.

Anónimo dijo...

Si allende hubiera actuado como hablaba nada hubiera pasado.
Violó la ley y la constitución, lo condenaron las cámaras de diputados y senadores, fomentó el enfrentamiento fratricida, amparó al terrorismo, armó al pueblo con la evidente intención de desatar una guerra civil, emitió dinero fiscal sin fondo, llevó a la quiebra al pais, favoreció con sus negocios a sus allegados especialmente a la payita que era su amante no su esposa, desató una grave desabastecimiento de todo lo básico con lo que dió poder a juntas de reparto, una verguenza de tráfico de influencias y de mercado negro, después mintió diciendo que sus opositores escondían las mercaderias cuando todo el mundo podía ver y comprobar que las industrias estaban paralizadas, el campo improductivo, tomas por doquier, y los trabajadores habían reemplazado su trabajo por marchas y entrenamiento paramilitares, ¿con qué propósito?.
Allende es una de las figuras mas falsamente idealizadas en la historia de Chile. Demagogo, populista, irresponsable, mentiroso, manipulador, pésimo administrador, nepotista, arbitrario, y según lo que se lee del escrito de simalme, finalmente se portó cobarde y llorón. En vez de suicidarse debería haber enfrentado la justicia que se le venía.

simalme dijo...

No tenía ni idea. ¿Dónde puedo saber más sobre lo que dices?. Gracias por tus interesantes observaciones.

andronico dijo...

es claro que hay gente que todavia tiene el discurso totalmente falseado de la derecha corrupta, infame, que solo se sostiene su verdad en la fuerza de las armas, con la que convirtieron en chile en un rio de sangre, culpar al presidente Allende (quien asumio por la decision de la mayoria)de la masacre, es ser un inconciente de la realidad historica de nuestro pais, demostrando una vez mas la fragil memoria historica de los chilenos, que facilmente es traspasada a sus hijos para seguir tranmitiendo el miedo, el terror y el encierro individualista que nos tiene sometido el sistema viciado creado por las clase politica militar y ligitimada por la civil (concertacion), lo que hay que eliminar ya es el neoliberalismo y el terror por parte del estado a quien piensa distinto y busca abrir las grandes alamedas.

simalme dijo...

Te creo, Andrónico, o eso me gustaría. Pero, ¿cómo se puede saber quién miente?, ¿no hay modo de averiguarlo?...